Zona Muerta: asegurando tu hogar

Salir a la calle durante un holocausto zombi es peligroso, tanto por los zombis, como por los que huyen de ellos, como por las patrullas (oficiales o amateurs) que intentan eliminar a los zombis sin disciriminar demasiado quién lo es y quién no.

Por ello, una vez producido el brote, tendremos que plantearnos varia preguntas para decidir si salimos de casa o nos atrincheramos de ella.

  • ¿Es mi casa segura? Y si no lo es: ¿Puedo acondicionarla de alguna forma? ¿Compensa el riesgo de salir para buscar elementos de seguridad? Cerrar puertas y ventanas siempre es una buena idea, a ser posible clavando puertas interiores o muebles resistentes (nada de IKEA).
  • ¿Es mi casa autosuficiente? ¿Tengo comida, bebida y energía? ¿puedo conseguirla de algún modo? ¿Compensa el riesgo de salir para buscar suministros? Aquí puedes ver algunas de las cosas que debes tener en tu casa. No está de más almacenar todo el agua posible usando todos los recipientes en nuestra mano (ollas, bolsas, cubos, bañeras, lavabos, etc.) La energía normalmente será un problema tarde o temprano pero un generador será de ayuda hasta que se acabe el gasoil.
  • ¿Está mi casa cerca de lugares útiles? Entendemos por útiles lugares dónde conseguir lo que necesitemos: centro comerciales (útiles pero peligrosos por las aglomeraciones), comisarías, gasolineras, tiendas de barrio, almacenes de todo tipo, bares, etc. También habrá que plantearse si la ruta para acceder a éstos es seguro y en qué vehículo ir.

A efectos de este artículo, damos por hecho que hemos elegido mantener nuestro domicilio habitual, en lugar de intentar otro lugar más adecuado dramáticamente, como una cárcel, un centro comercial o una antigua base militar.

Salvo los sucios capitalistas que tengáis un chalé, ésto significa que vuestro refugio será un edificio de entre tres y doce plantas (normalmente) y ahora daremos unos pequeños consejos sobre comportarse, válidos en parte para los sucios capitalistas.

Asegura puertas y ventanas.

Lógico ¿no? Las ventanas son interesantes de asegurar no sólo para evitar que entren los zombis si no también para evitar que os oigan o te vean a tí o la luz de tu cuarto. SI vives en un úndecimo piso como yo, bastará con que corras las cortinas, pongas telas gruesas o las pintes, si es factible que los zombis lleguen a tu ventana, deberás ponerte en plan Leroy Merlín y taparlas con planchas de madera (las puertas interiores, mesas grandes y armarios no-de-Ikea son buenas opciones).

Agua.

Llena todos los envases que tengas de agua y también las ventanas, pila de la cocina, lavamanos y la cosa esa que está al lado del váter que no sé muy bien para que sirve. El suministro de agua no durará eternamente. Para el futuro, planteate subir cubos y demás enseres a la azotea para recoger agua de lluvia.

Comida.

Ten en casa toda la comida enlatada que puedas y comienza a mantener tu dieta en orden inverso a la caducidad de los artículos. Come lo necesario para subisistir, sin derrochar pero sin comer de menos. Cuando tengas que salir a buscar cómida es mejor que estés lo más en forma posible.

Energía.

Carga todas las baterías que tengas, la energía puede irse en cualquier momento. Usa los aparatos conectados a la red mientras puedas. Lo ideal sería disponer de un generador electrógeno pero una linterna solar (6 euros en Carrefour) ya es un avance en cuánto a autosuficiencia energética. Una cocina solar tampoco es super cara y es fácil de conseguir.

Ejercicio.

Haz ejercicio regular. te ayudará a mantener la cabeza ocupada, mantener la autoestima y tener el cueropo preparado para cuando lo necesites. Una bici estática o una cinta están bien, pero bastará correr estáticamente, pasear de un pared a otra o hacer flexiones.

Planificación

Necesitarás planos de carretera, planos de tu ciudad y planos de construcción de tu edificio y de los cercanos. Sitúa en ellos los lugares de interés y plantea rutas para llegar a ellos según tus medios de automoción disponibles. Anota los nombres y direcciones de us vecinos y la matrícula de sus coches y buscalos visualmente sin arriesgarte. Si alguno de tus vecinos tiene armas (por ser policí, militar, jurado o cazador) anótalo también.

Asegura el perímetro

Asegurar tu casa está bien, pero si consigues ampliar el perímetro se seguridad tendrás las cosas más fáciles para un futuro. Si vives en un edicifio con ascensor, llámalo y bloquéalo con una puerta, los zombis podrían pulsar sin querer y acceder a tu planta. Bloquea las escaleras en el piso más abajo del tuyo que puedas y luego sube asegurando que no queda nadie (o zombis) por encima de tí. Será más seguro si vas asegurando planta por planta.

La forma más básica de asegurar la entrada por escaleras es colocar barricadas improvisadas (los cartritos de compra de 28 días, por ejemplo) y se pueden combinar con campanillas o cristales que avisen de la manipulación de la barricada. Si tu edificio tiene puertas antiincendio, bastará ir atrancándolas. Una forma muy buena es con listones atornillados a la pared con un tope para que no se caiga y que simplemente girándose hacia arriba desbloquean la puerta. Si es así bastará con que “limpies” la escalera, ya habrá tiempo de asegurar cada planta.

Si puedes asegura la entrada del portal todo lo que puedas, si consigues evitar que entres zombis del exterior tendrás tiempo para limpiar el edificio de podridos y, de paso, saquear a tus vecinos.

Saqueo

Salvo que por alguna razón alguno de tus vecinos sea poseedor de algo que necesitas, sigue una ruta de saqueo elegida por cercanía a tu piso. Primero los que están pared con pared, luego irás subiendo de piso, y luego continuarás con los de abajo (se infiere que los pisos de arriba son más seguro, ni siquiera a un zombi le gusta subir escaleras).

Primero escucha el interior (si tienes un fonendoescopio molarás más pero puedes usar un yogur vacío), luego perfora la pared lo suficiente para mirar e introducir un pequeño espejo. Es mejor eso que tirar la puerta abajo (suelen ser más resistentes que las paredes y además tienes que hacerlo desde el exterior de tu refugio).

Si no hay nadie haz algo de ruido para ver si atraes a un posible zombi, si no es así, amplía el agujero lo suficiente para pasar y para volver rápidamente pero de forma que le dificultes al zombi seguirte (haciendo al agujero a media altura). Si hay zombi, abre el agujero lo suficiente para que se anime a meter las manos y la cabeza gimiendo cerebro y mátale a golpes o desmiembrale.

Una vez el piso esté libre, llena de agua todos los utensiliosy, en general, sigues los consejos de tu propia casa, echando la cadena de la puerta del portal, no vaya a ser que regrese su legítimo dueño. Repetir hasta que no queden domicilios que expoliar. Y siempre puedes intentanralo en el edicifio de al lado, aunque allí tendrás que picar más para acceder.

Espero que les hayan sido de interés los consejos. Les dejo que voy a seguir perdiendo el tiempo en facebook.

Anuncios

2 pensamientos en “Zona Muerta: asegurando tu hogar

  1. para mi yo haria en micasa….. tapear todas las ventanas las puertas con madera roperos y algunas cosas mas…. y que yo yeve un palo de madera una rifle con muchas balas no? un cuchillo granadas y una camioneta nad amas a los zombies ls hago mierda jejejejej

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s